Qué hacer en caso de tener deudas con Hacienda


Tener deudas con Hacienda es algo que no es tan extraño como pueda parecer. Aunque seamos muy cuidadosos a la hora de tener al día nuestra empresa en cuanto a las obligaciones fiscales, puede darse la situación de que Hacienda nos emita una liquidación con errores (que también pasa, aunque creamos que Hacienda es infalible) y nos emitan una deuda que puede no correspondernos.

Lo primero que hay que hacer si tenemos deudas con Hacienda es llamar a Asser al 91 188 16 39. Nosotros podemos hacernos cargo del estudio de su deuda, de si se corresponde con la realidad, de si realmente es exigible y de fraccionar el pago, si es necesario, o de recurrirla en caso de que no sea una deuda real.

Sin embargo, puede que desee usted enfrentarse sólo contra Hacienda. Quizá no es lo recomendable, ya que quizá no conozca sus derechos y obligaciones, pero vamos a ver cómo reaccionar en este caso. Una vez se nos notifica la liquidación hay que saber que nos encontramos en el periodo voluntario y que esta operación es competencia de la Oficina de Gestión Tributaria. Esta oficina nos informará de la deuda existente y nos realizará una liquidación que deberemos pagar en los plazos que nos ofrezcan. SI estamos de acuerdo con la deuda, la abonamos por los medios que nos proporcionan y la gestión se termina. Pero si no estamos de acuerdo hay que actuar con rapidez.

Hay que presentar recurso de reposición en el plazo de un mes desde la notificación alegando las razones que estimemos oportunas. Pero mucho cuidado, porque la deuda no queda en suspenso, sino que sigue siendo exigible. Y si pasado el plazo, y el recurso no se ha resuelto, no pagamos esa deuda nos vamos a enfrentar con la Oficina de Recaudación que situará nuestra deuda en vía de apremio. Y Hacienda tiene vía libre para iniciar los embargos.

Lo recomendable, si se enfrenta usted sólo contra Hacienda, es abonar la deuda y presentar los recursos correspondientes. Si Hacienda resuelve a su favor, deberá reembolsarle el importe de la liquidación de oficio, esto es, sin petición por parte del obligado tributario.

En ASSER, Asesoramiento y Servicios estamos a su disposición para ayudarle a pasar el mal trago de una deuda tributaria. Pídanos un presupuesto haciendo clic aquí y forme parte de nuestra cartera de clientes. No lo deje pasar, el tiempo va en su contra.