Crear tienda online: errores que no debemos cometer


Crear tienda online: errores que no debemos cometer

Crear una tienda online es una de las formas de actualizar nuestros comercios tradicionales y aumentar nuestras ventas. Y es un hecho que si no tenemos nuestra tienda online en Internet estamos perdiendo la carrera de la competencia. Internet no es el futuro, es el presente. Un presente que exige presencia en Internet de una forma eficaz y profesional.

Y a la hora de ponernos a crear nuestra tienda online debemos diferenciarnos de la competencia, una competencia que en muchos casos no cumple una mínima legalidad, que ofrece un servicio opaco y pobre. Es una oportunidad excelente para posicionarnos como un comercio legal, con buena reputación y diferenciarnos de una cantidad inmensa de pequeños comercios que no son competencia sencillamente porque son ilegales y no ofrecen un mínimo de confianza.

Pero, ¿cómo puedo conseguir la confianza de mis compradores? Vamos a ver una serie de errores que suelen cometer los propietarios de infinidad de tiendas online y que debemos evitar a toda costa.

Llámanos al 911881639

También puedes conocer nuestros precios o solicitar presupuesto

  1. Política de confidencialidad: No solo no podemos encontrala en multitud de tiendas online sino que, de hecho, no existe. No hay política de confidencialidad ni hay una política de protección de datos definida. No hablamos ya del obligatorio registro de los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos. Una tienda online que no ofrece datos sobre cómo gestiona legalmente la privacidad es un fraude por si misma. Nuestros datos pueden acabar en manos de quién menos esperamos y, muy probablemente, acabemos en listas de correos electrónicos no deseados o en listados de clientes de spammers telefónicos, o algo peor. Nuestra tienda online debe tener una política de confidencialidad y de LOPD clara y definida. Tan sólo este punto nos hará ganar muchos puntos de confianza con nuestros compradores.
  2. Información sobre gastos de envío: No sólo es recomendable sino que debería ser imprescindible en nuestra tienda online. Una información clara sobre los gastos que nos va a suponer una compra puede significar la diferencia entre cerrar una venta o no. Nuestros clientes han perdido su tiempo en buscar un artículo, lo han comprobado, lo han incluído en su cesta y a la hora de pagar no podemos permitirnos que unos gastos de envío hasta ese momento inexistentes arruinen nuestra venta. Un altísimo porcentaje de ventas se frustran al aparecer esos gastos de envío que nadie ha advertido previamente. Una buena experiencia de compra debería incluir que el cliente pueda conocer el precio final de una compra de inmediato, sin tener que llevarse esa desagradable sorpresa a la hora de pasar por la pasarela de pago.
  3. Plazos de entrega y métodos de pago: Los plazos de entrega deben ser claros y vinculantes. Un cliente que espera una compra en 7 días que recibe su pedido pasado ese plazo es un cliente que no volverá a comprar en nuestra tienda. Si además no le ofrecemos un plazo cláramente y bien visible, muy probablemente, se irá sin comprar nada. Lo mismo sucede con los métodos de pago. Deben ser visibles desde el primer momento. El cliente debe conocer de antemano cómo podrá pagar su compra (visa, mastercard, paypal, reembolso) y conocer de antemano (aunque lo recomendable es siempre eliminarlos) cada uno de los recargos que se aplicarían en cada método de pago. Esta información es vital para generar confianza.
  4. Plazos de devolución: El cliente debe tener claro siempre el plazo que tiene para desistir de su compra, un derecho que tiene como comprador. Deberíamos aplicar a nuestras tiendas online la política de devolución de la Ley General de Consumidores y Usuarios de forma unificada sin tratar de perder al cliente en plazos confusos y demasiado generalizados. Si el cliente no tiene una información sencilla de comprender no tendremos la confianza de ese cliente y, seguramente, optará por irse a otra tienda online.
  5. Proceso de compra sencillo: Seamos claros. Queremos que el cliente nos compre, y la mejor forma de que nos compre es que lo haga de forma compulsiva, instintiva. Si el proceso de compra es sencillo y en muy pocos pasos, con toda la información a mano y muy visible, la compra se realizará en un alto porcentaje. Aburrir al comprador con grandes formularios para recopilar sus datos es la mejor manera de invitarle para que huya de nuestra tienda online. Un proceso de compra sencillo y amable es la mejor arma para cerrar una venta rápida. Y sobre todo que la experiencia sea agradable y sencilla. Ese cliente volverá a comprar.
  6. Servicio postventa inexistente: Del mismo modo en que hemos facilitado la compra de la mejor manera posible, debemos asistir al cliente en la fase posterior a la compra. Un sistema eficaz de comunicación fluída con nuestros clientes puede ser un arma para consolidar la confianza depositada en nosotros. Hay que recordar que nuestro objetivo es que el cliente repita sus visitas.

Si seguimos estas sencillas indicaciones, el éxito de nuestra tienda online está más cerca de nosotros que de esas tiendas online en las que se incumple punto por punto nuestras recomendaciones. El objetivo siempre es prestar un servicio de calidad que consiga ganarse la confianza de nuestros clientes, y que esos clientes pasen de ser ocasionales a habituales. Así tendremos asegurada la supervivencia de nuestro negocio.

Llámanos al 911881639

También puedes conocer nuestros precios o solicitar presupuesto